El Comité de Seguridad y Salud del Ayuntamiento establece las normas y el procedimiento de actuación para los empleados municipales

El Ayuntamiento de Cádiz ha celebrado hoy el Comité de Seguridad y Salud Laboral del Consistorio, que ha sido presidido por el concejal delegado de Coordinación y Personal, Demetrio Quirós, en compañía del responsable de la Delegación de Salud, Miguel Macías, y al que han asistido también los responsables de los servicios municipales de Prevención, Seguridad, Protección Civil, Medio Ambiente, Régimen Interior y representantes sindicales. Esta reunión, que se ha desarrollado con un buen clima de entendimiento y de colaboración, se ha celebrado en el salón de actos de la Fundación Municipal de la Mujer, guardando las medidas de seguridad pertinentes entre las personas asistentes como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

El Comité ha redactado unas instrucciones por la que se establecen las normas y el procedimiento de actuación para facilitar la conciliación de la vida laboral de los empleados públicos con el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la declaración del estado de alarma. Eso sí, la excepcionalidad de la crisis sanitaria supone que estas medidas podrán ser modificadas en cualquier momento a fin de adaptarse a la evolución de la situación.

Estas instrucciones serán de aplicación a los empleados públicos del Consistorio gaditano y servirán de guía al resto de empleados del sector público del Ayuntamiento (organismos autónomos y empresas municipales), quedando excluidos los servicios de Policía Local, Protección Civil y Salud que ajustarán su organización a lo dispuesto en el estado de alarma.

Así, con carácter general se establece la modalidad no presencial de prestación de servicios, salvaguardándose la continuidad en la prestación del servicio público que resulte imprescindible o esencial. Respecto a los servicios con funciones esenciales, como Intervención, Secretaría, Personal, Asuntos Sociales, Sanidad, etcétera, cada uno de ellos se organizará en equipos de trabajo, prestando uno servicio presencial y el otro mediante teletrabajo, trabajando a turnos en jornadas semanales no coincidentes de modo que no haya contacto entre los miembros del equipo.

El resto de servicios se prestará en la medida de lo posible mediante teletrabajo. En los supuestos en los que no sea posible se dispondrá por los responsables de cada servicio la actividad presencial imprescindible para la prestación del servicio, organizándose a través de turnos de trabajo.

Tendrán prioridad para el acceso a teletrabajo las personas empleadas con menores a su cargo (12 años) y con mayores dependientes a su cargo. Y prestarán necesariamente el servicio a través de teletrabajo el personal incluido en alguno de los siguientes grupos de riesgo: mayores de 60 años, diagnosticados con patologías, y con familiares o personas del entorno con contagio o que provengan de zonas de alto riesgo, como así determina el servicio de Salud municipal.

Por otra parte, y como consecuencia de las restricciones impuestas al transporte público por el estado de alarma se flexibilizará el control horario del personal.

También se ha acordado que las reuniones de trabajo necesarias se realicen por videoconferencia.

Además, se pospondrán los cursos de carácter presencial y las prácticas curriculares y extracurriculares, así como la realización de pruebas derivadas de procesos selectivos que tengan señaladas fechas de celebración.

A todo ello, añadir que a propuesta del secretario del Ayuntamiento de Cádiz el alcalde ha rubricado un decreto por el cual se suspenden, durante el estado de alarma, los órganos colegiados, por lo que además del Pleno municipal ordinario del mes de marzo, que ya se había suspendido, se suman también la Junta de Portavoces, la Junta de Gobierno Local y el resto de órganos, por lo que se recurrirá a los decretos de Alcaldía para la toma de decisiones.