El alcalde de Algeciras tacha de ilógicas las trabas que la antigua Junta de Andalucía ponía a los planes de empleo del Ayuntamiento

ALGECIRAS. El alcalde, José Ignacio Landaluce, durante la Junta de Gobierno ha informado de que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha dictado sentencia favorable a los intereses municipales, al estimar el recurso interpuesto por el Excelentísimo Ayuntamiento de Algeciras contra la desestimación del recurso de reposición formulada frente a la resolución de reintegro de la subvención concedida por la Conserjería de Economía y Empleo de la Junta de Andalucía al proyecto del Taller de Empleo “José Luis Villar”, y ha condenado a costas al demandante.

​Como ha explicado el primer edil, una vez se ejecutó dicho taller en 2011, se presentó toda la documentación justificativa ante la Junta de Andalucía, procediéndose en 2013 al abono de la cantidad de 420.892´36 euros. Posteriormente, en 2016 la Junta acordó el inicio del reintegro por importe de 4.315´13 euros, correspondiente a las facturas no estampilladas, que tienen por objetivo el control de concurrencia, es decir, impedir que un mismo gasto sea imputado a más de una ayuda pública.

​“Aun reconociendo este defecto formal de falta de estampillado, esta era una deficiencia mínima, ya que las facturas controvertidas se hallaban plenamente identificadas en la contabilidad del taller ejecutado, y contenían una específica mención al cliente, resultando que por las fechas de la factura y el concepto, se pudieron estampillar al momento” y añadió que “por tanto, se había acreditado la realización de la actividad, los gastos mediante facturas y recomendación de pago, además de la posteridad aportación de las facturas debidamente estampilladas”.

​La sentencia también afirma que este criterio encuentra su apoyo además en el principio de proporcionalidad que rige en el ámbito de la actividad administrativa de Fomento, que otorga una especial trascendencia a las cuestiones de reintegro de subvenciones, a fin de que pueda ponderar las circunstancias concurrentes en cada supuesto, a los efectos de determinar el grado de incumplimiento y valorarse la actuación del beneficiario cuándo es la tendencia a satisfacer de forma significativa los intereses públicos.

​“Esta sentencia es otro indicativo más de la buena gestión que ha estado llevando este equipo de gobierno en esta materia, a pesar de las incesantes trabas puestas por parte de la Consejería de Empleo, regentada estos últimos años por el Partido Socialista” ha afirmado el primer edil “con la excesiva fiscalización que han tenido con este Ayuntamiento, no solo han dificultado el normal desarrollo de nuestros planes de empleo, sino que además han impedido la implementación de otros nuevos”.

​El alcalde ha mostrado su satisfacción ante el resultado favorable de esta sentencia “era ilógico que debido a un fallo formal tan ínfimo en relación con el importe total de la ayuda y con la actividad plenamente ejecutada, la anterior Junta socialista quisiera que le restituyéramos la subvención” y ha añadido que “el empleo y la formación de los algecireños es algo con lo que no estoy dispuesto a jugar, el paro es una lacra contra la que todos debemos luchar, y no debemos andar poniéndonos piedras en el camino entre administraciones, independientemente del color político de las mismas”.