Diputación y UCA acuerdan presentar el proyecto de Valcárcel a los fondos de recuperación europea Next Generation

La presidenta de la Diputación, Irene García, y el rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella, han acordado que la rehabilitación y puesta en valor del histórico edificio de Valcárcel concurra a los fondos Next Generation, un programa extraordinario de inversión impulsado por la UE para contribuir a la recuperación europea tras la pandemia de la COVID-19. Esta decisión se ha adoptado en una reunión telemática mantenida para repasar la evolución de diversas iniciativas que se vienen trabajando de manera conjunta y que, eventualmente, puedan derivar en otras actuaciones susceptibles de recibir una financiación europea de carácter extraordinario, como es el caso de los referidos fondos Next Generation.

En este contexto y dada la carencia de una viabilidad presupuestaria para que el edificio del antiguo hospicio pueda albergar la actividad docente y científica de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCA, Diputación y Universidad de Cádiz han coincidido “en la oportunidad que representa el proyecto para la dinamización económica y la modernización de la ciudad de Cádiz” y han resaltado que se trata de “una propuesta que convertirá a este centro en una referencia nacional e internacional en investigación e innovación en un ámbito de conocimiento básico para la construcción del futuro de los países que integran la Unión Europea, donde la educación debe colocarse en la vanguardia en digitalización y sostenibilidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje”.

 

El proyecto constituye, por tanto, un nuevo impulso para la docencia, investigación e innovación de un centro que, actualmente, cuenta con dos programas de doctorado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y en Investigación y Práctica Educativa en donde se avanza en líneas de investigación claves como educación, democracia y ciudadanía o investigación en áreas curriculares. Además, aquí desarrollan su actividad un total de 17 equipos que lideran numerosos proyectos de investigación, con centenares de publicaciones en revistas de impacto y que centran su actividad científica en áreas tan relevantes como la investigación educativa, el desarrollo profesional del docente, inteligencia y comportamiento, psicología, comunicación y educación, inteligencia emocional, exclusión y oportunidades socioeducativas, evaluación de los contextos formativos, neuropsicología y psicología experimental, entre otros. Sin olvidar la labor de sus laboratorios, como el de análisis del cambio educativo, o la importante actividad de la Cátedra Unesco de la UCA. Un potencial docente y científico que el proyecto tiene el objetivo de fortalecer.

 

Por este motivo, el proyecto incluye un potente capítulo en inversiones científicas que contempla seis nuevos laboratorios de última generación (sonido, psicología, neuropsicología, biomecánica, fisiología e idiomas), varios talleres (educación infantil, música o dramatización), así como aulas de informática y de teledocencia para robustecer la digitalización de la actividad académica y de investigación del centro. 

 

La presidenta de la Diputación ha manifestado su “total apoyo” a la inclusión de la rehabilitación de Valcárcel y su transformación para acoger la Facultad de Ciencias de la Educación, “un ambicioso e histórico proyecto de la UCA que supondrá un fortalecimiento del cinturón universitario de Cádiz, así como un impulso a la dinamización económica, social y cultural de una zona emblemática de la capital gaditana”. En este sentido, ha considerado que “tras años a la espera de que la financiación comprometida en su día por la Junta de Andalucía para hacer realidad un proyecto ilusionante se haga realidad, y ante la reiterada insistencia de sus actuales responsables respecto a su rechazo a financiar dicha actuación, entendemos que es todo un acierto recurrir a este mecanismo excepcional que abre una oportunidad que nos ha sido vetada hasta ahora”.

 

Por su parte, el rector de la Universidad de Cádiz ha asegurado que “el proyecto de Valcárcel es una oportunidad para la UCA, para la ciudad y para el conjunto de la provincia porque apuesta por un modelo de economía basado en el conocimiento, la investigación y la innovación y porque va mucho más allá de la rehabilitación de un edificio patrimonial ya que convierte a Ciencias de la Educación en un epicentro para la investigación, innovación y transferencia en un proyecto europeo de sociedad democrática y sostenible en donde la educación debe ser una pieza angular”. En este sentido, Francisco Piniella ha resaltado que “cuenta con la singularidad de su fortalecimiento como nodo científico y con el objetivo de convertirse en una referencia en la innovación de un ámbito como el educativo, que no puede ser ajeno a una sólida estrategia de digitalización, modernización y sostenibilidad. Es lo que pretendemos”. Un centro, ha recordado, donde algunas de sus áreas de estudio e investigación figuran ya entre las más potentes del mundo, como es el caso de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, situada por el Ranking de Shangai entre las 150 mejores universidades del mundo”. 

 

Al término de la reunión telemática, Irene García se ha puesto en contacto con el alcalde de Cádiz, José María González, para trasladarle el acuerdo entre la Diputación y la UCA de presentar la rehabilitación de Valcárcel como uno de los proyectos que aspiran a beneficiarse de los fondos Next Generation. El alcalde ha valorado la decisión y ha mostrado su respaldo a la iniciativa.

 

La Diputación y la UCA suscribieron el acuerdo de cesión del histórico edificio de Valcárcel en diciembre de 2017, tras el preceptivo acuerdo plenario aprobado por la Corporación Provincial el 20 de septiembre de ese mismo año. En virtud de aquel documento, la Diputación cedía el edificio a la Universidad de Cádiz, quien se comprometía a asumir la rehabilitación del mismo y su conversión en Facultad de Ciencias de la Educación, para lo que disponía tanto de un proyecto de actuación ya financiado previamente por la Junta de Andalucía como con el compromiso institucional de la Administración Autonómica para aportar los fondos necesarios para su rehabilitación y transformación.  

 

El proyecto de Valcárcel, presentado en abril de 2019 y modificado en septiembre de 2019 para su fortalecimiento científico y de transferencia del conocimiento, dinamizará el entorno y contribuirá a la generación de actividad cultural, social, académica, científica y económica en la zona donde se ubica. Tiene la capacidad para que más 3.300 personas puedan desarrollar su actividad universitaria simultáneamente. Junto a las aulas, destacan sus nueve salas de informática para el estudio y desarrollo de la digitalización en la docencia, un total de nueve laboratorios, así como distintos talleres e infraestructuras científicas que den soporte a la actividad de los equipos de investigación del centro.

 

En octubre de 2013, la Junta de Facultad de Ciencias de la Educación aprobó respaldar el inicio de las negociaciones relacionadas con el traslado del centro a Cádiz. Una decisión que ha contado, también, con la aprobación y respaldo del Consejo de Gobierno y del Consejo Social de la Universidad de Cádiz que, en sesiones celebradas el 13 y el 24 de noviembre de 2017, respectivamente, ratificaron la aceptación de la cesión del condominio sobre el edificio histórico de Valcárcel. La Universidad de Cádiz ha rehabilitado y dado uso universitario a distintos edificios patrimoniales en el mismo entorno del casco histórico de la ciudad, como es el caso reciente del edificio El Olivillo, en la actualidad Centro de Transferencia Empresarial de la UCA.