Comienzan a incorporarse en Cádiz las personas del Plan de Empleo extraordinario por la Covid-19 financiado por la Diputación

Las primeras personas contratadas en el marco del Plan de Empleo extraordinario por la Covid-19 financiado por la Diputación de Cádiz y que gestiona el Ayuntamiento de Cádiz han empezado a incorporarse ya esta semana y, en los próximos meses, se irán sucediendo nuevas altas hasta llegar a las 93 que se recogen en dicho plan.

El concejal de Empleo, Carlos Paradas, ha agradecido la metodología del Plan planteado por Diputación que “destinas sus fondos a la contratación al cien por cien del personal a diferencia del referente fallido ‘Plan Humo’ de la Junta de Andalucía del que poco se sabe debido a la ineficacia de su implantación”. Ante la falta de trascendencia del programa andaluz, Paradas ha instado a la Administración autonómica a que tomen nota y, ante las inversiones que vienen de Europa y del Estado, destinen las partidas “para el cien por cien de la contratación”

En concreto, se encuentran ya trabajando en el Consistorio desde este mes de noviembre siete conserjes, ocho vigilantes informadores y una técnica coordinadora. Los siete conserjes han sido seleccionados de la bolsa de subalternos del Ayuntamiento de Cádiz, y se encargarán de facilitar el acceso a las instalaciones municipales con seguridad, controlar el aforo e informar de la necesidad de cumplir con las normas sanitarias y de distanciamiento social que establecen las autoridades por la crisis sanitaria de la Covid-19.

Por su parte, los vigilantes informadores, que también han sido seleccionados de la bolsa de subalternos del Consistorio, se afanarán en vigilar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social establecidas por la Covid-19 en los espacios públicos del municipio (calles, plazas, paseos, etc.).

En los próximos meses, igualmente, se irán incorporando peones, capataces, administrativos, orientadores y nuevos conserjes y vigilantes. Todos serán contratados por un periodo de tres meses excepto los orientadores, que serán contratados por medio año.

Los próximos en incorporarse serán dos capataces, catorce peones y un administrativo el próximo 15 de noviembre. Los peones y capataces contribuirán con sus labores al mantenimiento y conservación de los espacios públicos del municipio, al objeto de garantizar el buen estado de estos espacios y su disfrute por la ciudadanía en consonancia con las directrices establecidas por las autoridades en lo que respecta a la Covid-19. El administrativo gestionará el programa.

Ya en diciembre se incorporarán dos nuevos vigilantes, y en enero lo harán tres conserjes. Junto a ellos, en enero entrarán a trabajar contratados en el Plan de Empleo dos orientadores, quienes darán cobertura al servicio de empleo municipal dado el incremento de los personas en desempleo debido a la destrucción de empleo originada a raíz de la Covid-19.

En febrero se incorporará un conserje y seis vigilantes; en marzo dos capataces, doce peones y un administrativo; y en julio dos conserjes y seis vigilantes. Será por tanto, en septiembre de 2021 cuando finalicen las últimas contrataciones de este Plan de Empleo.