Ciudadanos solicita un protocolo de protección frente a la violencia para los trabajadores municipales

 El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz presentará en el próximo Pleno municipal, que se celebrará el viernes 30 de octubre, una moción para que el Consistorio ponga en marcha un protocolo de protección a las y los trabajadores municipales ante posibles agresiones mientras que realizan su trabajo de atención a la ciudadanía. La concejal de la formación naranja Carmen Fidalgo ha explicado que este plan “debe incluir tanto medidas de prevención contra estas actitudes como otras de apoyo sanitario, psicológico y legal al funcionariado que desempeñan su labor”. Fidalgo ha defendido que “los episodios de violencia contra los empleados municipales suelen ser aislados, pero no debemos dejar de atender una realidad que se produce más de lo que creemos ya que estas agresiones atentan contra la dignidad y los derechos de los trabajadores”.

Así, la moción recoge que se deberían realizar campañas preventivas de concienciación de los usuarios de los servicios municipales, especialmente de Asuntos Sociales al ser la delegación más sensible a este tipo de casos. En ellas se incluirían acciones como la colocación de carteles en los edificios municipales con información a las personas usuarias, la distribución de folletos informativos con los derechos y los deberes de los usuarios o campañas publicitarias a través de la radiotelevisión municipal Onda Cádiz. Junto a ello, también se pide que se dote de más recursos técnicos y humanos a las diferentes delegaciones para que la atención al público sea más ágil y adecuada. Asimismo, también se propone que se refuerce el acompañamiento que se realiza a los trabajadores municipales cuando se produce un caso de esta índole en las materias sanitaria, psicológica y legal.

Fidalgo ha resaltado que “la violencia en el trabajo tiene efectos en los trabajadores que van desde la desmotivación y la pérdida de satisfacción profesional hasta el estrés o daños físicos y/o psicológicos, según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo”. Por todo ello, la edil de Cs ha reclamado que “se trabaje en la elaboración de un protocolo eficaz con el que las trabajadoras y trabajadores y el propio Ayuntamiento sepan cómo deben actuar ante un caso de agresión, ya que la violencia repercute en la práctica efectiva del servicio público”.

La concejal de la formación naranja ha resaltado que “el personal de servicios sociales municipales es, quizás, el más expuesto a recibir amenazas, insultos, intentos de agresión y menosprecio debido al trabajo tan delicado que realiza por tener que resolver los problemas de personas que se encuentran en situaciones de urgencia social y que, por ello, pueden presentar un elevado nivel de estrés y ansiedad”. Por este motivo, Fidalgo ha finalizado asegurando que “es necesario desarrollar medidas concretas y efectivas para proteger a los empleados públicos tanto en su puesto de trabajo como fuera de él en agresiones relacionadas con el desempeño de su actividad laboral con el objetivo de crear un mejor ambiente laboral y conseguir una mejor prestación del servicio a la ciudadanía”.