Ciudadanos alerta de que el nuevo pliego de limpieza no cumple con la normativa europea de separación de residuos

La concejala del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz, Carmen Fidalgo, ha lamentado que el Equipo de Gobierno vaya a adjudicar el contrato de la limpieza viaria de la ciudad apoyado sobre un pliego  que “no se adapta a la normativa europea de separación de residuos, lo que obligará a introducir parches o modificaciones al poco de su entrada en vigor para cumplir con la ley”. Fidalgo se ha referido a la obligación legal de contar con contenedores marrones para el depósito exclusivo de residuos orgánicos a partir del 1 de enero de 2022, un aspecto que no se recoge ni en el pliego técnico que salió a licitación ni en las mejoras presentadas por Cointer, la empresa propuesta por la Mesa de Contratación para la adjudicación del contrato  de la limpieza de la ciudad. “Desde Ciudadanos no entendemos cómo el Equipo de Gobierno tarda cinco años en sacar a licitación el contrato más oneroso del Ayuntamiento y luego no sea capaz de ajustarlo al marco legal específico que, evidentemente, con el paso del tiempo ha cambiado”.

En este sentido, la concejala de la formación naranja critica que la edil de Medio Ambiente, Rocío Sáez, “vendiera como excelencia” esta misma semana las medidas previstas a corto plazo en materia de recogida selectiva de residuos en la ciudad “sin inmutarse tras reconocer que el Ayuntamiento no podrá cumplir con las directrices que obligan a la implantación del contenedor marrón”. Fidalgo ha criticado que  “la solución de la edil del área a este nuevo desaguisado creado por la falta de previsión y caos en la gestión municipal sea acogerse a una moratoria que da de plazo hasta el 31 de diciembre de 2023 para cumplir con esta exigencia legal de carácter medioambiental”.

Fidalgo ha mostrado su sorpresa por “el escaso interés” del Gobierno municipal, que el pasado 2 de noviembre declaró -literalmente- que “queda pendiente de qué modo se articulará la solución técnica y los procesos de recogida diferenciada de esta tipología de residuos urbanos”, en alusión a la separación de la fracción orgánica, que será obligatoria y se depositará en los mencionados contenedores marrones. Para la edil de Cs, “este tipo de errores es sintomático de una gestión chapucera, más aún cuando además han tenido cinco años para hacerlo bien o subsanarlo”. Asimismo, la concejala de Cs reprocha al Equipo de Gobierno que en algunos asuntos quieran ser adalides del cumplimiento de la ley (como en el caso del nombre del estadio Carranza) y “en otros se conformen con ir saliendo al paso con parches y encomendándose a soluciones de última hora en el futuro”.

Por último, la edil de Cs ha subrayado que  la gestión medioambiental del Ayuntamiento de Cádiz “deja mucho que desear” y lamenta que no se esté haciendo desde el Ayuntamiento «una apuesta política seria para la reconstrucción económica apoyada sobre los objetivos de desarrollo sostenible».